Misión, Visión, Valores

Formamos integralmente a hombres y mujeres para que apoyen a la Iglesia en su propósito de honrar a Dios, facilitar el extendimiento de su Reino y servir a la sociedad siguiendo el modelo de Jesucristo, con fundamento bíblico, tradición bautista y perspectiva interconfesional.

Ser una institución de educación superior de alta calidad reconocida en el ámbito nacional e internacional con viabilidad económica, sede funcional, tecnología apropiada y responsabilidad social, con personal docente y administrativo de la mejor calidad; comprometida en la formación integral de hombres y mujeres, emprendedores e investigadores, que sean generadores de cambio.

Fe: Aceptamos la realidad trascendente y soberana de Dios tal como se encuentra en las Sagradas Escrituras, por lo tanto nos sujetamos a su dirección para la existencia, la acción y la proyección de nuestra institución.

Servicio: Seguimos el ejemplo de Jesucristo en nuestra labor cotidiana y en la formación de líderes con sensibilidad, vocación y actitud de servicio hacia la iglesia y la comunidad.

Integridad: Actuamos según los principios éticos y morales de Jesucristo y formamos líderes que se caractericen por la honestidad, la equidad y la responsabilidad en todas las áreas de la vida.

Excelencia: Trabajamos para mantener un alto nivel espiritual, personal, laboral y académico, con el propósito de honrar a Dios y aportar a la sociedad líderes calificados para un  optimo desempeño ministerial.

Respeto: Creemos que toda persona ha sido creada a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto, reconocemos sus derechos como ser humano, aceptamos la equidad de género, propiciamos un ambiente de libre expresión y celebramos el valor de las diferencias para la construcción de una cultura de paz.

Fraternidad: Reconocemos que la fraternidad, como virtud cristiana, es la base de la sana convivencia y forma parte de nuestro testimonio al mundo. Por lo tanto, fomentamos un ambiente de compañerismo, hermandad y solidaridad.

Responsabilidad Social: Asumimos el compromiso con el mejoramiento de la calidad de vida y desarrollo del ser humano, al formar hombres y mujeres capaces de ir más allá de los intereses individuales o de grupo y poner al servicio de todos y, especialmente de los más necesitados, su formación ministerial y profesional.

Cooperación: Promovemos el liderazgo participativo con base en una visión y valores compartidos, a través del trabajo en equipo, convenios interinstitucionales y alianzas estratégicas para el desarrollo docente, investigativo, eclesial y la proyección social.